Como hacemos nuestra sidra

El saber hacer de Emilio Trabanco permanece en nuestro día a día. Un saber hacer mejorado con las aportaciones de cada generación familiar. La segunda generación introdujo los trasiegos -la mezcla de distintos toneles para conseguir la sidra ideal-  que hoy en día están asentados en el saber hacer del mundo de la sidra. Así como la incorporación de toneles de gran capacidad, hubo una época en la que contar con depósitos de 25.000 litros era toda una aventura.

Con la tercera generación de la familia Trabanco en el llagar se incorporó el primer enólogo especializado en el mundo de la sidra. Quien aportó sus conocimientos, su método de trabajo, sus análisis rigurosos una visión profesional a la manera tradicional de hacer sidra. El trabajo del enólogo ayudó a la diversificación de Trabanco y nos impulsó para sacar nuevos productos al mercado. Derivados de la manzana (zumos, vinagre…) y nuevas versiones de la sidra que empezaban a despuntar, como la sidra espumosa y de nueva expresión.

La cuarta generación de la familia Trabanco ya se ha incorporado se continua trabajando para renovar el saber hacer de los orígenes.

Los principios que se quieren mantener son los valores de tradición, saber hacer y calidad que siempre han marcado la historia de Trabanco.  Nuestra identidad es la que seguirá marcando nuestro avance en estos nuevos tiempos.  Consolidar las innovaciones realizadas en los últimos años, con nuevos productos. El brut nature Poma Áurea, nuevas variedades de sidra más internacionales…  para posicionar Sidra Trabanco en mercados nacionales e internacionales.

El tercer reto que nos proponemos es llevar la sidra y toda su cultura por toda España y por todo el mundo. La sidra de Trabanco ya se consume en Europa, América, Oceanía… ¡Y lo que está por venir!

Utilizamos los métodos tradicionales y las técnicas de cultivo más avanzadas para mantener nuestras pumaradas en las mejores condiciones y para obtener un rendimiento óptimo de cada una de las variedades.

Plantamos nuevas variedades, recuperamos variedades tradicionales, cuidamos nuestros pomares para evitar que les afecten plagas o enfermedades, los podamos periódicamente y aplicamos tratamientos naturales para evitar la vecería (o nancia bienal)… Todo, para conseguir que nuestras manzanas sean la base que necesitamos para conseguir la sidra con la calidad que esperas.

Hay variedades de maduración temprana, otras que son de maduración más tardía… Todos los días, sin descanso, nuestro equipo recoge (o paña, en asturiano tradicional) las manzanas para después transportarlas a nuestros manzaneros de Sariego y Lavandera. Allí lavamos y seleccionamos las mejores manzanas, que irán directas al siguiente proceso.

cosecha

Utilizamos los métodos tradicionales y las técnicas de cultivo más avanzadas para mantener nuestras pumaradas en las mejores condiciones y para obtener un rendimiento óptimo de cada una de las variedades.

Plantamos nuevas variedades, recuperamos variedades tradicionales, cuidamos nuestros pomares para evitar que les afecten plagas o enfermedades, los podamos periódicamente y aplicamos tratamientos naturales para evitar la vecería (o nancia bienal)… Todo, para conseguir que nuestras manzanas sean la base que necesitamos para conseguir la sidra con la calidad que esperas.

Nuestras levaduras naturales son las encargadas de realizar este proceso, que se divide en dos parte: fermentación alcohólica y fermentación malo-láctica.

Aquí radica el arte de cada llagarero: controlar la fermentación de la sidra, probando y cuidando con esmero y cada día los mostos que se están transformando en sidra, para evitar defectos y potenciar las virtudes.

Durante la fase final de la fermentación, llegan los trasiegos, o mezclas entre sidras de diferentes toneles. Es aquí donde el llagarero se esmera para decidir qué coupages realiza, qué sidras va a mezclar y en qué porcentajes, para llegar a las notas de cata que caracterizan, en nuestro caso, a la sidra de Trabanco

En nuestra variedad Trabanco Cosecha Propia vamos un paso más allá. Esta cata forma parte de los exhaustivos controles que deben superar las sidras adscritas al sello Sidra de Manzana Seleccionada antes de salir al mercado con la contra-etiqueta de calidad. Un grupo de reconocidos catadores examina las sidras presentadas a calificación. Sólo las que obtienen al menos un notable salen al mercado con esta contra-etiqueta.

Diseño: Beirut and Aterton & Programación web: ticmedia.es
feder